Un postre muy especial

Nuestro niños y niñas comen fruta habitualmente pero ... y si ponemos un nuevo ingrediente: cambio de imagen en tu plato.

Si transformamos un plátano, manzana, galletas y yogur en una piruleta ... el resultado es mágico.

En el comedor han hecho las piruletas, lo han pasado muuy bien y se han comido toda la fruta en un pispás.

Probad en casa teniendo en cuenta que esta actividad es divertida y se puede hacer de vez en cuando pero los niños deben saber que con la comida no se juega y no siempre hay que hacer barquitos para tomar las lentejas.

                                          Os damos la idea, a ver qué mas se os ocurre.